1 de cada 3 chicos en Bariloche tiene obesidad o sobrepeso

UN PROBLEMA MUNDIAL

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. El problema es mundial y está afectando progresivamente a muchos países de bajos y medianos ingresos, sobre todo en el medio urbano.

La prevalencia ha aumentado a un ritmo alarmante.

Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles. Por consiguiente hay que dar una gran prioridad a la prevención de la obesidad infantil.

Una dieta inadecuada es un factor de riesgo, clave de las enfermedades no transmisibles (ENT) que puede modificarse. Si no se combate, la mala alimentación -junto con otros factores de riesgo- aumenta la prevalencia de ENT en las poblaciones por mecanismos tales como un aumento de la presión arterial, una mayor glucemia, alteraciones del perfil de lípidos sanguíneos, y sobrepeso u obesidad. Aunque las muertes por ENT se dan principalmente en la edad adulta, los riesgos asociados a las dietas malsanas comienzan en la niñez y se acumulan a lo largo de la vida.

La publicidad y otras formas de mercadotecnia de alimentos y bebidas dirigidas a los niños tienen un gran alcance y se centran principalmente en productos ricos en grasas, azúcar o sal. Muchos datos muestran que la publicidad televisiva influye en las preferencias alimenticias y las pautas de consumo de la población infantil. Además, para promocionar esos productos se recurre a una amplia gama de técnicas que consiguen llegar a los niños en las escuelas, las guarderías y los supermercados, a través de la televisión y de Internet, y en muchos otros entornos.

Situación Nacional

Argentina encabeza la tasa de obesidad infantil en América Latina con 9.9 por ciento, seguido por el 9.8 por ciento que registra Perú y 9.5 por ciento de Chile, según datos de 2015 de la Organización de ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
 


En términos absolutos, se calcula que alrededor de 3.2 millones de niños padecen sobrepeso/obesidad, lo que los convierte en candidatos ideales a sufrir enfermedades como hipertensión, a lo que se suma el acoso escolar del que suelen ser objeto por su obesidad.


Tomando toda la población del país, la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que el 63.9 por ciento de los argentinos tiene sobrepeso, mientras que el 23.6 por ciento padece obesidad, lo que repercute en el incremento de enfermedades cardiovasculares.

El problema, además, ha ido en aumento, porque en 2010 la OMS calculó que el 7.3 de los niños argentinos tenía obesidad infantil, pero en 2013 la FAO indicó que la tasa era del 9.9 por ciento.
 
En 2012, en Argentina se realizó la Encuesta Mundial de Salud Escolar que reveló que en los últimos cinco años el sobrepeso infantil había crecido del 24.5 al 28.6 por ciento y la obesidad del 4.4 al 5.9 por ciento, lo que confirmó la tendencia creciente.


En Bariloche

La situación local es aun más alarmante que la nacional, con un 20.1 % de obesidad infantil y un total de 49.77 % entre sobrepeso y obesidad en algunos sectores de la ciudad. Todavía más preocupante resulta el hecho que desde el año 2012 al 2015, la prevalencia de sobrepeso y obesidad se incrementó un 24.14 %.

Estos datos resultan del muestreo realizado en un estudio en el marco del Programa Salud Escolar llevado a cabo por las Licenciadas Martini y Piacentin. El estudio incluyó un total de 209 niños y niñas de 7 centros de salud y 8 escuelas: escuela Nº 328 CAPS Las Quintas, escuela Nº 201 CAPS Lera, escuela Nº 154 CAPS Frutillar, escuela Nº315 y Nº 367 CAPS Nahuel Hue, escuela Nº 311 CAPS San Francisco III, escuela N°255 CAPS Casa de la Salud y escuela Nº 245 CAPS Villa Llanquin.

Dicho estudio muestra además el patrón de consumo de la población estudiada donde el 67% no consume frutas y el 48% consume bebidas artificiales adicionadas con azúcar.

Los datos globales de la ciudad, según registro del Programa Salud Escolar, indican –globalmente- que 1 de cada 3 niños, niñas y adolescentes de Bariloche tienen Obesidad o Sobrepeso.

En síntesis, el problema en Bariloche es mayor que en el resto del país, con promedio de obesidad infantil del 14,7%, con regiones con porcentaje que llega al 20,1 %; y valores globales de obesidad y sobrepeso cercanas al 30 % en promedio, con comunidades donde obesidad/sobrepeso infantil alcanza el 49.77%.
Asimismo se registra un incremento en la prevalencia de obesidad/sobrepeso cercana al 25% en los últimos años.